Estudio de seguridad y eficacia del ácido hialurónico reticulado en relleno de surcos nasolabiales

Lugones Editorial

Updated on:

DOI: https://doi.org/10.47196/0573

Los rellenos de ácido hialurónico han evolucionado durante las últimas dos décadas para satisfacer necesidades clínicas específicas. En este trabajo se comprueba la eficacia y seguridad de su aplicación para el relleno de surcos nasolabiales, y su permanencia en el tiempo

  • Por el Dr. Marcelo Robles, Médico Cirujano Plástico Reconstructivo, Director Médico, Clínica Robles, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

El proceso de envejecimiento de la piel provoca pérdidas de vascularización, de reproducción celular (fibroblastos), de fibras colágenas y elásticas, y fundamentalmente, de ácido hialurónico (AH), lo cual conlleva a la deshidratación y falta de volumen.

Los rellenos de AH han evolucionado durante las últimas dos décadas para satisfacer necesidades clínicas específicas, como una fuerte capacidad de proyección y adaptabilidad al dinamismo facial. Como resultado, actualmente representan el tratamiento de elección para el rejuvenecimiento de la parte media del rostro en todos los rangos de edad al ofrecer la posibilidad de un tratamiento no invasivo, con resultados inmediatos y un tiempo de inactividad mínimo.

Los rellenos de ácido hialurónico son el tratamiento de elección para el rejuvenecimiento de la parte media del rostro en todos los rangos de edad al ofrecer la posibilidad de un tratamiento no invasivo, con resultados inmediatos y un tiempo de inactividad mínimo

El uso de ácido hialurónico reticulado (AHR) de origen no animal mundialmente se reconoce para la corrección de arrugas y pliegues de la piel, como también para el aumento de volumen en la región facial, con alta eficacia y seguridad, evitando así complicaciones y disminuyendo el tiempo de recuperación de los pacientes en comparación con la utilización de tejido adiposo u otros materiales sintéticos. El AHR se reabsorbe con el paso del tiempo. Este proceso de reabsorción y redistribución ocurre en la dermis.

Tabla: Respuestas y duración de los síntomas en el sitio de inyección.

En “Estudio de seguridad y eficacia del ácido hialurónico reticulado en relleno de surcos nasolabiales” -un trabajo clínico observacional y descriptivo, longitudinal y prospectivo, de 12 meses de duración-, Robles se propone comprobar la eficacia y seguridad de la aplicación de AHR para el relleno de surcos nasolabiales (SNL), y su permanencia en el tiempo.

Paciente de 53 años, WSRS 4, volumen inicial total aplicado 1,5 ml. Reaplicaciones: 0,4 y 0,2 ml, grado de mejora 12 meses: 3.

Para ello estudió un total de 100 pacientes (86 mujeres y 14 hombres) con SNL de moderados a graves a quienes les aplicó AHR 30 mg/ml para relleno facial (Estrianon Hyaluronic Implant 30®, Allanmar International Company S.R.L., Argentina). Entre los resultados, Robles destaca que los efectos adversos remitieron a los 7 días en el 97% de los pacientes y en el resto a los 14 días. La aplicación inicial fue de hasta 1 ml por surco en los casos más graves. En cuanto a su eficacia como relleno, se comprobó que su duración promedio es de hasta 8 meses con las reaplicaciones correspondientes.

De esta manera, el autor concluye que el AHR 30 mg/ml para relleno facial es un producto seguro. Su duración depende, en gran medida, de la edad del paciente, sus hábitos y el estado de su piel, superando los 8 meses y pudiendo alcanzar el año. Asimismo, sostiene que mantener el programa de reaplicaciones y su cumplimiento permite que el producto cumpla con el objetivo de duración.

Dr. Marcelo Robles: “Estudio de seguridad y eficacia del ácido hialurónico reticulado en relleno de surcos nasolabiales”.

Acceda al trabajo completo