Correr, tan sólo correr

Es una actividad para realizar al aire libre. Despeja la mente, y fortalece los músculos, huesos y articulaciones. Un deporte apto para todas las edades

En la plaza o en el parque del barrio, en la costanera o en la playa, cualquier lugar se presta para calzarse las zapatillas y comenzar a trotar. Es una actividad muy saludable que ayuda a tonificar el cuerpo, eliminar grasas, favorecer el ritmo cardíaco y poner mayor resistencia a la fatiga. Hay quienes corren para estar en forma, otros para batir su marca, en tanto que hay gente que lo hace sólo para relajar su mente. Cualquiera sea el objetivo, correr abarca a todos y es uno de los deportes más practicados en el mundo por niños, adultos y personas mayores.

Antes de comenzar

Cualquier persona puede correr, pero hay que conocer cuáles son las capacidades físicas de cada uno, el nivel de entrenamiento y las posibles lesiones que puedan ocurrir. Con respecto a esto último, aquellas personas con lesiones en las articulaciones de los miembros inferiores y, por supuesto quienes han tenido algún evento cardiovascular, deberán realizar una consulta previa con un especialista porque los niveles elevados de entrenamiento pueden derivar en más perjuicios que beneficios.

Por ende, la principal recomendación -especialmente para quienes tienen entre 35 y 40 años y hace tiempo no practican deporte- es efectuar un chequeo cardiovascular. Además será necesario comenzar la actividad física con la ayuda de un profesor o entrenador, no sólo para evitar lesiones, sino también para no frustrarse y terminar abandonando la actividad. Cabe señalar que es esencial realizar siempre una adecuada entrada en calor, además de una elongación antes y luego de correr para evitar posibles lesiones.

Asimismo otra de las medidas importantes para evitar lesiones es la elección de un calzado apropiado. Las zapatillas deben ser adecuadas, con cámara de amortiguación y livianas, además será necesario cambiarlas periódicamente. La superficie en la cual se desarrollará la actividad también es fundamental. Si el objetivo es participar en carreras que se realizan en asfalto, es necesario comenzar a entrenar en la misma superficie en la cual se competirá. En cambio, si se corre sólo por acondicionamiento físico, lo aconsejable es hacerlo sobre superficies blandas, que absorban los impactos y disminuyan el porcentaje de posibles lesiones. 

Corre, corre 

Si la idea es correr como parte del acondicionamiento físico, con dos o tres veces por semana, de 30 a 60 minutos es suficiente. En cambio, si la persona decide iniciarse con el fin de participar de carreras de fondo y semifondo (10, 21 ó 42 Km) o carreras de aventura, probablemente deberá entrenar entre tres y seis veces por semana, guiada por un entrenador quien regulará la intensidad de entrenamiento, además de las cargas y recuperaciones del mismo en base a las fechas y las distancias de las competencias en las que se desee participar. 

Otro punto para tener en cuenta es la alimentación y abandonar hábitos dañinos como el tabaco o el alcohol. Si la meta es comenzar a correr para alcanzar una sensación de bienestar diario o sólo para sentir el placer que se dispara al final de cualquier actividad aeróbica, desarrollar una alimentación equilibrada -rica en antioxidantes y libre de alcohol- brindará sensaciones más intensas y una mayor plenitud.

Ahora bien, una pregunta que muchas personas se hacen es, ¿qué deben hacer si poseen una lesión crónica en alguno de sus miembros inferiores y desean correr? Si la persona desea empezar a correr -y ya arrastra una lesión crónica-, primero deberá consultar con un traumatólogo para resolver esa lesión y luego iniciar la actividad.

Las zapatillas deben ser adecuadas, con cámara de amortiguación y livianas (imágenes Freepik)

Hace bien

Correr es una de las actividades que más calorías por minuto consume, ayuda a controlar el peso, así como también desciende los valores de colesterol LDL (malo) y de triglicéridos. De igual manera, el corazón -como el resto de los músculos del cuerpo- también se entrena al correr, y con el tiempo gana nivel de entrenamiento al bombear mayor cantidad de sangre y, por ende, trabajará de manera más eficiente durante las actividades cotidianas.

Esta actividad aeróbica también ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento, pues los músculos y los huesos se tornan más fuertes; además, a través de la estimulación de las glándulas sudoríparas, el cuerpo elimina toxinas.

Salir a correr beneficia el estado de ánimo porque genera una enorme sensación de bienestar causada por la liberación de endorfinas que esta actividad produce. En períodos de estrés, depresión y mal humor, un buen consejo es salir a correr para paliar los malos ánimos.

Otros beneficios son:

• Correr es el modo más efectivo para obtener una buena salud cardiovascular. Treinta minutos diarios, cuatro días a la semana, otorgan una excelente aptitud física en el más corto plazo.

• Aumenta el grosor de los huesos de las piernas, de la misma manera en la que se queman las grasas de los músculos.

• Las articulaciones mantienen su lubricación y se mejora su flexibilidad.

• Es una actividad para realizar en la plaza o en el parque del barrio y, lo más importante, es gratis.

• Además de mejorar la salud, aumenta la autoestima y la confianza.

• Se puede practicar en familia, con amigos y a cualquier edad. 

Todas las actividades aeróbicas no sólo son beneficiosas para la salud, sino que además pueden iniciarse en cualquier etapa de la vida y desarrollarse durante la misma. Correr no requiere ninguna destreza y necesita muy poca técnica. Pero si la persona decide iniciarse guiada por un entrenador o en un grupo de entrenamiento, no sólo obtendrá menores probabilidades de desertar, sino que además descubrirá un montón de detalles y secretos, tanto en la forma de entrenar como en los tiempos, la indumentaria, el calentamiento previo y la elongación, que le redituará en satisfacción, mejor performance y menor número de lesiones.

Autora: Lic. María Fernanda Cristoforetti. Derechos de reproducción: Sello Editorial Lugones®, Editorial Biotecnológica S.R.L. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo sin las autorizaciones de la autora y de la editorial. Obra registrada en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la República Argentina. Noviembre de 2020, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *