A los hombres también les llega

A diferencia de la menopausia, la andropausia es un proceso lento y gradual relacionado con el progresivo descenso del nivel de testosterona que les ocurre a los hombres luego de los 50 años

La andropausia -o menopausia masculina- es el proceso natural por el cual las capacidades sexuales del hombre, entre otras funciones orgánicas, merman con la edad como resultado de los bajos niveles de testosterona en el organismo.

Así como la mujer tiene su climaterio, el hombre lentamente pierde su potencia sexual pero sin ciclos tan marcados ni pérdidas tan significativas. Es decir, su actividad sexual no está determinada por períodos regulares como en el caso de la mujer por lo cual puede tener hijos en cualquier momento (incluso pasados los 70 años) debido a la producción de espermatozoides. 

No es una enfermedad, es algo natural

Como se mencionó anteriormente cuando los hombres llegan a los 45 ó 55 años pueden experimentar un fenómeno natural similar a la menopausia femenina que, además de caracterizarse por una caída en los niveles hormonales, implica cambios graduales en el cuerpo acompañados de modificaciones en su actitud y estado de ánimo. Otros síntomas de esta etapa son:

• A diferencia de los sofocos que presenta la mujer, el hombre puede experimentar escalofríos.

• Flacidez del pene y disminución del tamaño y consistencia testicular. Posible disminución en la producción de semen y testosterona que provoca baja apetencia sexual (libido disminuida).

• La próstata tiende a endurecerse o hipertrofiarse, lo cual dificulta la micción y la eyaculación (retrasada y menos potente).

• La masa ósea tiende a disminuir lo que conlleva a una reducción de la estatura, incluso osteoporosis.

• Se produce un incremento de la grasa localizada principalmente en la zona abdominal y una pérdida de masa muscular.

• Trastornos de la conducta y el humor, leves y progresivos o contrariamente, drásticos e intempestivos, según la estructura y estabilidad psicológica de la persona. Incluso depresión, irritabilidad, nerviosismo y ansiedad. 

• Otros síntomas son: problemas circulatorios, dolores articulares, fatiga e insomnio, pérdida de energía, dolores y achaque, cabello y piel secos, falta de concentración, pérdida de memoria.

Luego de los 50 años, la alimentación es clave para mantener la salud y prevenir enfermedades (imágenes Freepik)

Sana nutrición

El objetivo de la alimentación luego de los 50 años es mantener la salud y prevenir el desarrollo de enfermedades para lo cual debe ser variada, sana y equilibrada según la edad, el sexo y la actividad física particular. Sucede que en esta etapa aumenta el riesgo de sufrir afecciones cardiovasculares, osteoporosis, diabetes, obesidad, hipertensión y colesterol, entre otras. Por lo tanto, para una correcta dieta en la madurez se aconseja:

• Aumentar el consumo de pescado a cuatro raciones semanales.

• Consumir pasta y arroz entre dos y cuatro veces por semana.

• Incluir alimentos ricos en fibra (verduras, frutas, legumbres y cereales integrales) para evitar el estreñimiento.

• Incluir espinacas en la alimentación para aumentar la fabricación de hormonas y el deseo sexual.

• Utilizar aceite de oliva para cocinar y condimentar porque su riqueza en grasas saludables impide el aumento del colesterol.

• Incorporar maíz porque gracias al contenido de potasio estabiliza la presión arterial.

• El tomate es un alimento muy útil para tratar la andropausia. Se aconseja beber su jugo diariamente.

• Consumir dos raciones de lácteos descremados para aumentar el calcio en el organismo (leche, yogur, queso).

• Evitar el exceso de grasas saturadas, principalmente aquellas presentes en carnes, vísceras, lácteos enteros, manteca o productos de repostería industrial.

• No consumir más de cinco huevos a la semana.

• Limitar la ingesta de alimentos azucarados, bebidas alcohólicas y sal.

• Beber dos litros de agua como mínimo diariamente.

Otras pautas a tener en cuenta son:

• Comer despacio y de manera relajada. Evitar hacerlo en caso de estar preocupado, ansioso o enfadado.

• Masticar correctamente los alimentos para facilitar su digestión.

• Fraccionar la alimentación en varias tomas, como mínimo tres comidas principales (desayuno, comida y cena) y respetar los horarios.

• Planificar los menús con antelación para prepararlos adecuadamente.

Fito soluciones 

Para mejorar los síntomas de la andropausia se aconseja emplear algunas de las siguientes soluciones naturales; no obstante, conviene consultar previamente con un especialista:

• La damiana es una planta con actividad afrodisíaca para el hombre. En un frasco colocar 200 g de damiana seca y agregar una mezcla de agua y alcohol (25% de alcohol y 75% de agua). Tapar y macerar durante dos semanas. Transcurrido ese tiempo, verter la mezcla y prensarla para obtener el jugo. Beber una copita cada dos días.

• Beber diariamente una infusión de hipérico brindará energía y potencia.

• El ginseng también es una buena opción para los hombres en esta etapa. Para ello, en 250 ml de agua colocar 1 g de raíz de la planta y hervir durante tres minutos. Beber una taza al día.

• En caso de depresión, se aconseja beber infusiones de pasiflora, valeriana, sauce o espino.

• Para los trastornos del sueño se aconseja beber una infusión de manzanilla antes de acostarse.

Autora: Lic. María Fernanda Cristoforetti. Derechos de reproducción: Sello Editorial Lugones®, Editorial Biotecnológica S.R.L. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo sin las autorizaciones de la autora y de la editorial. Obra registrada en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la República Argentina. Noviembre de 2020, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *